Publicado: 10 de Abril de 2018 a las 10:41

ANTES DEL CAMINO


1- Articulaciones

Cuando te hizo la revisión el veterinario, comprobaría que no hay ningún problema en las articulaciones. Perros con artrosis no pueden hacer el camino.

2- Uñas 

Las uñas deben estar en su longitud normal, que será cuando con la pata apoyada en el suelo no se curvan hacia los lados o se clavan en la almohadilla. es importante, pues si están muy largas el perro apoyará mal y dificultará su marcha.  

Si están normales no cortar, pues se desgastarán durante el camino y un desgaste excesivo puede molestar al animal.

3- Almohadillas

Son  fundamentales para caminar, pues amortiguan el paso y además  se afianzan al terreno.

La zona de las almohadillas son muy sensibles y no suele gustar que se las toque, por lo que habrá que acostumbrarlos a que  las manejemos, para ello cuando el animal esté tranquilo, le acariciaremos, acercándonos poco a poco hasta ellas, haciéndolo progresivamente, primero poco tiempo, primero solo acariciándolas y luego iremos colocando los dedos entre ellas y entre los dedos, nunca forzarlos. Luego seguiremos acariciando hacia la parte anterior del cuerpo y al final se les premiará.

- Quitar los pelos que están entre las almohadillas y entre los dedos, especialmente en los de pelo largo , pues entre ellos pueden almacenarse barro, piedras, maderas, chicles, semillas, espigas...que pueden lesionar  y que a veces , con el tiempo, son difíciles de quitar o cuando  intentamos quitárselos ya se han clavado. 

Mucho cuidado al cortarlos, mejor con tijeras pequeñas y de punta redonda y que alguien controle la cabeza para que no la gire y se pueda lesionar, si no, se puede llevar al   veterinario cuando le haga la revisión o al peluquero.

- Endurecer las almohadillas

Normalmente nuestros perros se desplazan por el mismo tipo de superficies. Los de pisos son superficies poco abrasivas(alfombras, losas, madera...) y cuando dan el paseo también(hierba, aceras...) y normalmente durante poco tiempo, por lo que tendrán las almohadillas poco endurecidas y  poco gruesas. En el caso de los que vivan en el exterior estarán más endurecidas, pero no demasiado, pues son normalmente tierra, hierba, asfalto o cemento y ellos eligen la que  más les agrada.

Durante el camino nos encontraremos con todo tipo de superficies (piedra, tierra, gravilla, asfalto, cristales, piedras...) y recorreremos kilómetros durante todo el día.

Igual que nos pasará a nosotros tendremos que tener nuestra plantas podales en condiciones adecuadas. Son fundamentales para hacer el camino agradable. Con apoyos lesionados es muy difícil caminar.

Se trabajará la dureza de las almohadillas mediante:

. Productos endurecedores de las almohadillas, suelen darse a perros de caza y perros de deporte (canicross, trineos...).  Un producto muy adecuado es Cani Sport de los laboratorios Sepval,  al principio se da durante ocho días y luego cada 3 días. 

. Entrenamiento, que también nos vendrá bien a nosotros,  progresivamente iremos dando paseos de mayor duración, longitud y por terrenos variados.

. En ocasiones a pesar de todo esto tienen que llevar botas protectoras, recordemos que son muchos kilómetros al día.

Es importante que se vayan acostumbrando a ellas  poco a poco, empezando en casa positivizando, al principio sin ponérselas, que los huelan y dándoles premios.

 Luego poniéndoselos poco tiempo, dándoles premios luego se les hará andar  en casa, en zona donde no resbalen, animándoles con premios y juegos, antes de una actividad divertida como el paseo,  la comida o simplemente juego.

Conviene empezar con las delanteras y darles premios o jugar  luego con las dos traseras.

Cuando las tengan durante mucho tiempo en casa sin problema se llevaran a la calle. No obstante habrá que endurecer también aunque se usen las botas.

Estas botas se pueden comprar en internet o en tiendas especializadas. Deben ser transpirables y con suela semirrígida.

Como sudan por las plantas a veces se oscurecen y pueden predisponer al crecimiento de una levadura llamada malassezia, puede evitarse espolvoreando entre los dedos y espacio entre almohadilla con Fungarest polvo. 

4- Preparación física antes

Es importante que su condición física sea la adecuada.

Perros pasados de peso tendrán más dificultad  y los muy delgados también pueden tener menos energía, habrá que controlar su dieta dándoles dietas light o de gran energía, respectivamente.

. Ir aumentando paulatinamente  la duración de los paseos así como ir por zonas con superficies de distintas texturas. Esto te servirá de entrenamiento también a ti.

Muy importante:

- El incremento en la duración y longitud de los paseos será siempre progresivo.

- No hagas estos paseos más largos en las horas de más calor y por zonas no sombreadas.

- El perro no debe acabar de comer.

- Haz descansos y dale agua para que beba, de forma frecuente.

- Puedes alternar, ir más deprisa, correr  y subir por cuestas, así es más divertido.

- Si el perro no quiere andar, jadea mucho, se retrasa al andar y babea, no lo fuerces, que descanse y dale agua.

- El mojarle el cuerpo con agua mediante un aerosol o con un paño le vendrá bien.

Si no sigues estos consejos el animal puede sufrir un golpe de calor o deshidratarse.

También asociará la caminata como algo negativo.

- Si ves que cojea, mirarle las almohadillas y si tiene lesiones, déjale unos 2 ó 3 días de descanso y aplicarle la medicación adecuada (Dog Salve).

- Siempre al final del paseo tendrás que revisar las patas, se pueden dejar en remojo en agua con vinagre, aclarar secar y luego hidratar (Dog Salve). 


DURANTE EL CAMINO

Estate muy pendiente de tu perro, pues te dará señales que indican que la marcha la lleva sin problemas

.  Llévalo de forma que no se escape. Ponle una chapa identificativa con un número de teléfono de contacto, aunque tenga microchip será más fácil que lo encuentres, pues cualquier persona puede llamarte.

. Puedes empapar el cuerpo con agua, en especial al pasar por zonas donde no hay sombra, darle agua con frecuencia.

. Si ves que cojea revísale  las patas, almohadillas por si se clavó o pegó algo, uñas, ...

. Si ves que no quiere caminar, mírales las almohadillas, uñas, si ves que están bien puede que sea por estar cansado. Díselo al guía para hacer un descanso y si es pequeño cógelo en brazos o ponlo en un bolso transportín.

. Si ves que cojea o no quiere andar por lesión en las almohadillas o patas tendrá que estar en reposo 2 ó 3 días y con tratamiento.

. Durante algunos  descansos puedes darles algún tente en pie.

. Si ves que jadea en exceso, babea, no quiere caminar, y respira de forma dificultosa, que descanse en una sombra, mójale y si no se recupera que le den asistencia veterinaria.


FINAL DE ETAPA

.Déjalos Descansar, mejor sobre una mantita.

. Revísale bien las patas: uñas,  almohadillas y entre los dedos.

. Límpiaselas bien con toallitas o con agua, sécaselas bien y dales una crema que hidrata y cura si hubiera alguna rozadura (Dog Salve)

. Masajear las patas.

. Dar de comer



Paloma Aguirre Colmenar

Veterinaria y etóloga

Nº colegiada: 1252